Archive for the ‘SALUD’ Category

Esterilizar ¿Sí o no?

El tema de la esterilización es muy controvertido ya que muchos dueños consideran que no es lo natural, otros prefieren tener camadas, otros se sienten mal por su compañero/a… Veamos de forma rápida en qué consiste y los motivos por los que se apoya y recomienda la esterilización desde los refugios.

La esterilización es una intervención quirúrgica secilla que puede ser distinta según nuestro animal sea macho o hembra:

Hembras
Ovariohisterectomía:  extirpación de los ovarios y el útero.
Ligadura de trompas: impide la reproducción pero los ovarios continúan produciendo hormonas.

Machos
Castración: extirpación de los testículos.
Vasectomía: se seccionan los conductos que llevan los esperamtozoides del testítulo al exterior.

Las intervenciones por estirilización en general tienen un riesgo mínimo y la recuperación se da en pocos días. En el momento en que se adopta un animal el propio refugio os informará de la fecha adecuada para esterilizarlo si no ha sido intervenido (recordemos que al adoptar el animal debe venir esterilizado a no ser que no se haya podido realizar la operación por algún factor del que se os informará en el centro). Las fechas aproximadas por regla general suelen ser:

→ Hembras: a partir de los 12 meses (después del primer celo)
→ Perros machos: a los 12 meses o en razas grandes sobre los 18 meses.
→ Gatos machos: a partir de los 7 meses.

Motivos para esterilizar

  • Machos

⇒ Reducción de la agresividad
⇒ Prevención de problemas de próstata
⇒ Reducción de conducta escapista (fuga en busca de una hembra en celo)
⇒ Los gatos reducen el marcaje de orina

  • Hembras

⇒ Evitar la pseudogestación, también llamada “embarazo psicológico”
⇒ Eliminar el celo y las pérdidas de sangre
⇒ Reducción de conducta escapista en busca de machos
⇒ Prevención de tumores de mama e infecciones del útero
⇒ Las gatas reducen los maullidos

Estos resultados no son siempre exactos ni se dan en todos los animales. Puede que un perro esterilizado siga teniendo conducta de monta o escapista, del mismo modo que un gato puede seguir marcando. Tampoco es seguro que cambien el carácter y reduzcan la agresividad. La esterilización tiene pros y contras de los que hablaremos más adelante, aún así, el adoptante tiene que pensar que acaba de llevar a su familia a un miembro abandonado, muy posiblemente porque otros dueños no esterilizaron a sus animales ni tuvieron ningún cuidado y se deshicieron del cachorro en el refugio (o en otros sitios peores donde se les encuentra). Es nuestra labor social y por el bien de nuestros compañeros evitar los abandonos y los embarazos no deseados. De todos modos, más adelante hablaremos en otro post sobre beneficios y contraindicaciones de la esterilización y los tipos que hay , por ahora lo recomendable es siempre lo que indiquen en el refugio y posteriormente el veterinario.

Para finalizar, algunos tópicos sobre la esterilizacón:

“Esterilizados engordan”: Alimentándo correctamente y con ejercicio nuestro gato o perro se mantendrá perfectamente.
“Cambian el carácter”: No se vuelven tristes, ni cambian su forma de ser. Tienen la misma vitalidad que siempre antes y después de ser esterilizados. De hecho, sólo en casos de agresividad el porcentaje de que reduzcan su conducta agresiva es más o menos del 50%. Así que no se puede asegurar que dejen de ser agresivos después de esterilizarlos.
“Deben tener una camada al menos”: No es necesario para las hembras tener una camada para desarrollarse correctamente, ni tampoco hace falta que los machos monten para su correcto crecimiento.

Prevención de enfermedades

En otro post ya hemos comentado cómo debe ser la desparasitación y vacunación de nuestro perro o gato. Ahora veamos los motivos por lo que es tan importante.

Vacunar correctamente y siguiendo las pautas

Tu Perro: No tendrá que sufrir enfermedades como el moquillo, la hepatitis infecciosa canina, la parvovirosis, la leptospirosis o la rabia.

Tu Gato: No tendrá que sufrir enfermedades como la leucemia felina, la calcivirosis, la rinotraqueitis felina, la panleucopenia, la peritonitis infecciosa felina (PIF), la clamidiasis felina o la rabia.

Prevenimos los parásitos

Desparasitación externa: Con pipetas, spray o collares se evita, por ejemplo, que una garrapata trasmita la ehrlichiosis o un mosquito transmita la leishmaniosis.

Desparasitación interna: Con pastillas, pipetas o comprimidos se evita, entre otras cosas, que el parásito de la filaria transmita la dirofilariosis a tu compañero.

Estas enferemedades pueden llegar a ser mortales, así que hay que prevenir y observar posibles cambios que veamos en el animal.

  • Tu gato puede estar enfermo si…

Está decaído, tiene diarrea, vómitos, fiebre, úlceras en la boca, secreciones por la nariz y ojos, no tiene hambre, pierde peso sin motivo, no se limpia, tiene ojos llorosos o conjuntivitis, estornudos, tos, estreñimiento…

  • Tu perro puede estar enfermo si…

Está cansado sin motivo, no tiene hambre, pierde mucho peso, sangra por la nariz, tiene el abdómen abultado, diarrea, calvície en alguna parte del pelo, fiebre, está apático, tiene vómitos, parálisis, convulsiones…

En cuanto veáis un síntoma de que vuestro animal no está bien acudid al veterinario, que será el que puede aconsejaros y daros el tratamiento adecuado.

Al salir del refugio – Tos de las perreras

La tos de las perreras es una enfermedad muy común en los lugares donde conviven muchos perros. Se contagia fácilmente y puede que tu perro esté enfermo cuando lo adoptes. No pasa nada, es sólo un resfriado. Los síntomas son episodios de tos áspera, seca y persistente, secreción nasal y fiebre ligera. El veterinario os dará el tratamiento más adecuado para curarse rápidamente.

Desparasitación y Vacunas

Aunque tu nuevo compañero llegará desparasitado del refugio donde estaba, es importante seguir el protocolo de desparasitación y vacunas para la salud de tu animal y para la de los miembros de la familia.

La desparasitación externa

Debe hacerse cada mes durante todo el año. Se puede realizar con collares, pipetas, sprays insecticidas… Hay una gran gama de opciones para evitar garrapatas y pulgas. Probablemente hayáis oído que existe un collar que además de pulgas y garrapatas repele a los flebotomos, una especie de mosquito que transmite la leishmaniosis (una enfermedad muy seria y que puede ser mortal). Existen otras opciones además del collar, como pipetas especiales que debe subministraros un veterinario. El collar es más fácil de conseguir, ya que lo venden en muchas tiendas sin prescripción alguna, pero hay que tener en cuenta que puede producir alergias en la piel además de problemas serios de toxicidad si el animal se traga el polvo que viene dentro del envoltorio. Antes de tomar una decisión lo mejor es consultar primero con vuestro veterinario que os dará la mejor opción para que vuestro compañero esté seguro.
A pesar de que la desparasitación esté al día, hay que revisar al perro o gato para comprobar que no tenga garrapatas en las orejas, el cuello, la boca o cerca de los ojos, ya que pueden cogerlas durante un paseo o una salida en un árbol o matorral. Así evitáis que la garrapata entre en casa.

Desparasitación interna

Para los parásitos internos (los conocidos “gusanos”) se pueden usar comprimidos, jarabes, pipetas o pastas, pero siempre deben estar aprovadas por vuestro veterinario. En este caso, la desparasitación debe hacerse cada tres meses, aún así hay que tener en cuenta que algunos perros o gatos viven en un entorno con más peligro a contagiarse o bien son cachorros todavía, por lo que debe estar regulada por el veterinario.

Vacunas

Tu compañero debe estar vacunado según su edad. Aquí se diferencian entre perros y gatos:

  • Perros:

Primera vacuna: 6-8 semanas (parvovirus, moquillo)
Segunda vacuna: 9-11 semanas Refuerzo (parvovirus, moquillo, parinfluenza, hepatitis, leptospirosis)
Tercera vacuna: 14-16 semanas Refuerzo (parvovirus, moquillo, parinfluenza, hepatitis, leptospirosis)
Cuarta vacuna: 6 meses Rabia (opcional)

+ Refuerzo anual

  • Gatos:

Primera vacuna: 8 semanas Triple felina (rinotraqueitis viral, calcivirus, panleucopenia) y Vacuna contra la Leucemia
Segunda vacuna: 12 semanas Refuerzo Triple felina y Leucemia (la vacuna contra la leucemia no se suele recomentar en catos caseros que no salen al exterior)
+ Refuerzo anual

El veterinario será quien haga el plan de vacunación según lo que necesite tu mascota, así que estas tablas son orientativas y siempre hay que confiar en las pautas que dé el veterinario para cada perro o gato. Cada vez que el animal sea vacunado en la cartilla del veterinario debe aparecer la fecha, la pegatina de la vacuna, la firma del veterinario y el sello de la clínica.